Close
Los Planetas: «Había que salir por un sitio: no podíamos seguir con la fórmula anterior»

Los Planetas: «Había que salir por un sitio: no podíamos seguir con la fórmula anterior»

La banda granadina acaba de publicar “Una Ópera Egipcia”, continuación del alabado “La Leyenda del Espacio” y en el que colaboran Enrique Morente, Antonio Arias y La Bien Querida.

“La leyenda del espacio” fue el disco que marcó un antes y un después en la carrera de Los Planetas, un punto de no retorno. En “Una Ópera egipcia” han sabido conjugar pasado, presente y futuro: un futuro que nos habla de un grupo que se niega a acomodarse repitiendo hasta la saciedad una fórmula que no sólo les ha dado éxito, sino que además les ha convertido en la banda sonora de varias generaciones (el mejor ejemplo es ese “Principios básicos de astronomía” ilustrado por Juanjo Sáez). Banin (responsable de guitarras y sintetizadores) echa la vista atrás, sin nostalgia, para hablar de un presente menos accesible pero mucho más interesante.

En este disco parece que habéis encontrado un equilibrio entre “La leyenda del espacio” y lo que hacíais antes. ¿Os ha condicionado que algunos fans se llevaran las manos a la cabeza con el disco anterior?

No, no en absoluto. Ha salido así, y de hecho había casi veinte canciones y había muchas más flamencas que se han quedado fuera, y al final de la grabación vimos las que nos gustaban y las que no y ésta fue la selección.

¿Y las que se han quedado fuera las vais a sacar en EP, como “Cuatro Palos”?

No lo creo, porque son canciones que hemos desechado porque ni siquiera las hemos terminado.

¿Creéis que habrá gente que se empiece a interesar por el flamenco a raíz de estos discos?

Me gustaría pensar que sí, porque de alguna manera también lo hacemos por eso: es la música de Granada, de Andalucía, pero de Madrid también, por ejemplo. Es lo nuestro, forma parte de nuestra cultura y espero que a raíz de esto haya gente que eche la vista atrás y recupere esas cosas, que es un legado cultural muy valioso.

También arriesgasteis mucho cuando decidisteis cambiar de registro con el disco anterior, porque lo fácil habría sido seguir con la fórmula que ha funcionado todos estos años… Ahora en cambio se puede hablar de un antes y un después en Los Planetas.

Sí, claro, siempre hemos sido muy conscientes de lo que hacíamos, y de alguna manera, sobre todo la prensa, sí que lo venía demandando, como que la fórmula Planetas estaba ya agotada. Y con los dos últimos discos nos habían llegado mensajes como de que ya era hora de que hiciéramos otra cosa. Pero está claro que había que salir por un sitio, que no podíamos seguir con la fórmula anterior: primero por nosotros, que de alguna manera ya estábamos aburridos de hacer un disco tras otro parecidos entre sí.

¿Va a haber alguna posibilidad de veros con Morente en un escenario?

Es complicado porque Morente tiene unos requerimientos difíciles de satisfacer, y también le cuesta mucho introducirse en los compases cerrados que nosotros utilizamos de 4/4. Él viene del flamenco y en el flamenco normalmente los músicos siguen al cantante, y en el rock y en el pop la estructura está cerrada y el cantante tiene que acoplarse a esa estructura porque si no no sale la canción: si sale un compás más tarde ya la está cagando.

En cambio sí que cantó en directo con Sonic Youth.

Sí, sí, a mi no me gustó mucho. Pero por ejemplo la canción que hemos hecho con él en este disco es una seguidilla que tiene un tiempo de flamenco y es más libre y esa canción sí se podría hacer en directo. Pero en las de estructura cerrada es imposible. De hecho en la que hizo en el disco anterior nos costó horrores que pudiera cantarla porque se metía donde él quería y teníamos que ir haciéndole señales porque no le salía a la primera. Quizás con mucho ensayo y preparación se podría conseguir, pero lo veo difícil por tiempo, pautas…

Me da la sensación de que este disco es más complicado de llevar al directo…

Bueno, algunas canciones sí y otras no. La gran mayoría de hecho se han grabado en directo. Las dos más difíciles son las electrónicas porque claramente no son canciones que hayamos tocado nunca juntos. Son canciones que se crearon de la nada, sin ensayos ni nada, sino que se fueron creando conforme se iban grabando. Además puede haber 7 u 8 líneas de sintetizador en cada canción y no estamos tantos para tocar.

Ahora que se ha puesto tan de moda lo de contratar a los grupos para que toquen un disco entero de principio a fin, ¿aceptaríais si por ejemplo os llamaran para tocar “Súper 8”?

No creo. Nos ofrecieron en una ocasión tocar “Una semana en el motor de un autobús” y rechazamos la oferta, porque todavía no creo que sea el momento de hacer eso. Si es para un grupo que ya está acabado o que ya ha hecho un montón de discos y que no tiene nada más que ofrecer todavía vale, puedes recuperar algo. Pero aún no ha pasado el tiempo suficiente para que nos estimule hacerlo. Nos estimula mucho más seguir con nuestros avances y no hemos parado de evolucionar, y no tiene sentido recuperar un disco viejo cuando tenemos canciones más frescas y que nos mola más hacer, los últimos hallazgos que hemos conseguido…

¿Y cómo fue la experiencia del SXSW y la reacción de la gente?

Reacción no hubo ninguna porque no había gente. Nosotros tocamos en dos sitios donde sólo había grupos españoles y no había otra gente que no fueran los amigos del grupo o la gente de la propia organización. Es un festival en que tocan 400 grupos al día y que se organiza para la industria y donde los grupos van a tocar gratis. El único sentido que puede tener tocar allí es entrar en contacto con gente que luego pueda distribuir tu música en otros países. En el caso de los grupos españoles entrar en el mercado americano o inglés es complicadísimo, porque ellos lo han inventado casi todo. De hecho nostros estamos ahora haciendo una visión personal del flamenco, pero antes de eso lo que nosotros habíamos hecho era música influenciada por los grupos que nos gustaban con raíz anglosajona. Entonces claro, un grupo que llega copiando o inspirándose en eso y llevarlo a donde lo hacen originalmente es complicadísimo… pero es que además ellos rechazan todo lo que no venga de países de habla inglesa.

Salvo El Guincho.

Sí, pero es la excepción que confirma la regla.

Otro mundo que es muy cerrado es el del flamenco. ¿Habéis tenido algún feedback de ese mundo?

No, la verdad es que no. Salvo por parte de Morente, que desde que empezamos con las adaptaciones de palos de flamenco le hemos ido enseñando todas las cosas. Pero Morente también es una excepción en el mundo del flamenco, es el único que se ha atrevido a ampliar las fronteras del flamenco. Pero es curioso que hay flamencos que respetan mucho el “flamenquito” y eso sí que va en contra de todo lo que ellos defienden y de preservar puro eso. Porque lo que ha hecho Morente es algo artístico, pero el “flamenquito” es como un descafeinado del flamenco, es un sucedáneo. Es que eso es ligero, no tiene nada que ver con algo tan puro, tan visceral y tan racial como es el flamenco.

Además de los festivales, ¿vais a hacer gira?

Se nos ha echado el tiempo encima y me imagino que la gira oficial de presentación del disco se hará a partir de octubre.

Publicado en Música Heieneken (abril 2010).

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close