Close
Así es Líquen, la app que va a sacar los colores a Wikipedia

Así es Líquen, la app que va a sacar los colores a Wikipedia

Liquen

¿Te imaginas una app que te permita descubrir información no sesgada y que tenga en cuenta a los sectores de la sociedad ninguneados también en internet? Pues esa app está en camino: se llama Liquen, y la está desarrollando una investigadora española.

Hace poco The Guardian publicaba un artículo que sorprendía poco: la mayoría de los comentarios de trolls que se hacen en su publicación los sufren las mujeres que escriben allí. En concreto, Jessica Valenti, que hasta tuvo que desalojar su casa cuando la policía consideró muy serias las amenazas que recibía por internet. El top 10 de periodistas troleados en internet lo configuraban ocho mujeres (cuatro de ellas blancas, cuatro de otras razas) y dos hombres negros. Como reflejo de la sociedad que es internet, el hombre blanco heterosexual se siente amenazado cuando le tocan su privilegio y la red refleja su punto de vista. Basta con acercarse a Wikipedia para encontrar lagunas en la información que se refiere a investigadoras, científicas, minorías étnicas o en general, cualquiera que no haya escrito la historia oficial.

Marta Delatte es una investigadora española que está desarrollando en una universidad británica Liquen, una app que no sólo va a sacar los colores a la Wikipedia poniendo en evidencia dónde está el sesgo machista y racista de las entradas, haciendo posible la creación de playlists que lleven a esa información que a veces brilla por su ausencia y que estará alojada en un espacio libre de trolls. Además, la app permitirá interactuar con botones que den información sobre el sesgo de lo que se ve en Wikipedia.

Marta acaba de presentar Líquen en EEUU y ya está reclutando beta-testers. Aquí te puedes apuntar para participar en la primera app que se ha propuesto dar voz y voto a quienes la historia se empeña en callar. El punto de partida es la enciclopedia virtual, pero en palabras de la propia Marta, “the sky is the limit”. Hablamos con ella.

CAROLINA VELASCO (CV): ¿Cómo surge la idea de Liquen?

MARTA DELATTE (MD): Pues mira, acabo de googlear cuál es el embarazo más largo de la naturaleza para buscar una buena metáfora de lo que ha sido gestar y parir la idea de Liquen. El del elefante nos va bastante bien, entre 22 y 24 meses. Empecé a interesarme por los archivos digitales en 2013 gracias a la profesora e investigadora del CSIC María Gembero, fue como tener a una chica Almodóvar explicándote qué onda con los archivos y la archivística, me encantó. La idea de crear una app para mejorar la experiencia de exploración en archivos digitales no hubiera sido posible ni realizable sin Guillermo, Oscar y Josep, el equipo de trabajo que surge aproximadamente un año después en Barcelona. Luego me mudé al norte de Reino Unido, y mi amiga del alma y compañera de fatigas vitales y doctorales ha resultado ser una brillante bióloga portuguesa que nos ayudó a encontrar el nombre para el proyecto y que nos asiste cuando puede mientras termina su tesis.

CV: ¿Cómo y por qué elegiste la universidad de Hull para hacer allí el doctorado?

MD: Un amigo que también estuvo en las clases de María Gembero me envió información sobre las becas de doctorado de la Universidad de Hull porque el grupo de investigación que ofrecía la plaza era básicamente todo sobre lo que les había estado dando la chapa durante el máster. Redacté la propuesta -que no tiene nada que ver con lo que estoy haciendo ahora mismo- durante un fin de semana superloco de febrero. Mi pobre madre estuvo lidiando con varias secretarías para conseguir todos mis expedientes académicos. Obramos un pequeño milagro. Fui pasando por las fases del proceso de selección y después del verano me mudé al Reino Unido.

CV: ¿En qué consiste exactamente Liquen?

MD: Ahora mismo Liquen es la plataforma para la comunicación y recopilación de datos de mi proyecto de investigación que va a resultar en una app para explorar archivos digitales. Nuestra prioridad son los compromisos con la creación y visibilización de nuevos modelos de archivo desde una perspectiva feminista y decolonial. Dicho de otra manera, entendiendo que hay vida más allá de occidente, y asumiendo dos hechos muy importantes producto de prejuicios sistémicos que ponen bastante entredicho la aparente “objetividad” del conocimiento científico: el descuido y falta de reconocimiento histórico hacia otros tipos de saber por parte de la academia occidental, y lo poco trabajados que se tienen los prejuicios y los discursos coloniales sobre la “Historia” que encontramos de forma sistemática en muchísimos archivos y documentos.

CV: ¿Cómo va a funcionar?

MD: Después de estar un año bien bueno buscando la base de datos perfecta para hacer todo el proceso de testeo, Wikipedia era la mejor opción en todos los sentidos. Por ahora el único prototipo que se puede trastear permite explorar una selección de categorías dentro de Wikipedia y dar feedback sobre los contenidos. Nos hemos tomando el “no me gusta” muy en serio. Este primer prototipo ha sido creado especialmente para un taller que impartí en Signal/Noise, la primera conferencia  de Femtechnet, un colectivo de académicas feministas muy enfocadas en lo tecnológico, que se celebró a mediados de abril en la Universidad de Michigan. El testeo del taller sigue abierto y todos los materiales se pueden consultar y trastear en esta carpeta. Estamos trabajando en tener la versión en castellano lo antes posible, pero teniendo en cuenta que la previsión era tener algo para junio, ya me parece que Guillermo, nuestro socio tecnológico, ha obrado otro pequeño milagro.

CV: En la app quieres incluir emojis para dejar feedback. ¿Puedes contarme algo más? ¿Dónde se van a poder usar esos emojis, sólo en la app o en otras redes sociales?

MD: La app utiliza iconos para dejar feedback. Los emojis son iconos, pero no todos los iconos son emojis, para entendernos. Aquí estamos utilizando material sacado de The noun project, que es una web maravillosa para encontrar recursos visuales. Wikipedia tiene una política de neutralidad de punto de vista. Sin embargo, la comunidad de editores y creadores de contenido en Wikipedia no es nada diversa. Eso es un problema por varios motivos: el más evidente es la falta de representación de contenido sobre mujeres o de mujeres editoras (digo mujeres por mencionar una de las comunidades poco visibilizadas en Wikipedia, pero ahí puedes aplicar e interseccionar también criterios de raza, de clase, de diversidad funcional, etc). Me rio en la cara del gañán de turno que saca la calculadora y se pone a hacer sus números de cuántas entradas habría en la vida mujeril si nos pusiéramos a escribir. Pues bien, se nota que a nuestro querido gañán no le llueven insultos por discrepar. En 2011 la hoy ex jefa de Wikipedia colgó en su blog respuestas al porqué las mujeres no editan Wikipedia, en sus propias palabras. En sus propias palabras, están hasta el coño de los trolls. Creo que es una dinámica que se reproduce en cualquier tipo de archivo creativo en entornos digitales, no sólo en Wikipedia, también en sitios como Twitter, Facebook o Reddit. Así que los primeros objetivos de Liquen son 1) proporcionar un espacio donde los trolls no entren y por tanto no molesten, 2) mediante los botones de reacción crear un sistema para contabilizar y visibilizar los problemas de neutralidad de punto de vista en Wikipedia que evite a las mujeres que crean o editan contenido para Wikipedia interacciones hostiles. Luego, como diría mi querida profesora María Gembero, The sky is the limit.

CV: Una de las cosas que quieres hacer con la app es alojar toda la información que complete o desmienta las entradas sesgadas en wikipedia en un servidor independiente al que los trolls no tendrán acceso si la quieren eliminar. ¿Cómo y quién podrá acceder a esa base de datos si desea acceder a ella?

MD: Para poder acceder a día de hoy la app hay que registrarse y cualquiera puede hacerlo. Más adelante cuando integremos las próximas funcionalidades el acceso será mucho más restringido. Las decisiones importantes, y creo que esta que planteas lo es, me gusta tomarlas en comunidad, así que cuando llegue el momento lo discutiremos entre todas.

CV: En principio estás desarrollando la app para Wikipedia, pero en el cuestionario para participantes también tienes en cuenta Twitter y otras redes sociales. ¿Planeas hacerla extensible a otros ámbitos?

MD: La app te permitirá crear playlists de conocimiento y explorar al estilo “descubre tu propia aventura” en mapas creados a partir de estas playlists. Las playlists podrán estar formadas por todo tipo de enlaces más allá de las páginas de Wikipedia, pero dependiendo de la base de datos permitirá incorporar más o menos cosas. Lo bueno de Wikipedia es que da absoluta libertad para transformar y volver a utilizar contenido siempre y cuando se mantengan las características de libre acceso. Pero respondiendo a tu pregunta con un poco más de concreción, lo primero que vamos a hacer es adaptar la app a las necesidades de Hey Girl Global, que será nuestra primera comunidad de beta testers.

 

CV: ¿Qué rol puede jugar la app de Liquen en ámbitos como la educación y la investigación?

MD: Precisamente me hace muchísima ilusión la colaboración con Hey Girl Global, que es una red de estudiantes, investigadoras y creativas interesado en la intersección entre los estudios comparativos entre girl culture, street culture y media culture en el que todo el mundo es bienvenido. El grupo lo lleva Terri Senft, que para mi es Beyoncé académicamente hablando. Fue leyéndola que entendí que hacer investigación desde los feminismos, con una perspectiva interseccional, anti-racista y decolonial era una opción. Que nuestra ciencia no es menos ciencia. Es una persona increíblemente generosa en todos los sentidos, así que ha sido mi camino de adoquines amarillos desde que la encontré.

CV: Hace poco has estado presentando la app en EEUU. ¿Cómo ha sido la acogida?

MD: ¡Pues ha sido una maravilla! Ya fue un subidón ver la reacción durante la conferencia con las comadres feministas. Pero luego durante mi breve estancia en Detroit ocurrió algo maravilloso: a un ingeniero de software que trabaja en General Motors también le gustó mucho, y resulta que hasta se ha ofrecido a colaborar en lo que pueda. Ocurrió algo parecido con un desarrollador de software para drones que trabaja para Amazon y que conocí en uno de los vueltos. Me hace mucha ilusión que un ingeniero de la GM sea feminazi at heart, creo que hoy la verdadera subversión está en estas pequeñas cosas.

Publicado en Canino (mayo 2016).

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close